En este proyecto trabajamos con Puertas Plegables de Aluminio ESPO para cerrar una piscina durante los meses de invierno. El trabajo ha sido llevado a cabo por nuestro instalador oficial en la zona, LAVERANDA10 Oviedo.

Nuestro cliente cuenta con una maravillosa casa en una zona rural en Asturias en la que quería crear un cerramiento para su piscina y así poder disfrutar de ella durante todo el año.

La piscina se crea en un espacio adosado a la vivienda que conserva la misma estética. El muro que continúa la línea de la vivienda y el techo son de obra, por lo que el espacio siempre estará protegido al menos por estos dos elementos. Sin embargo, esta protección es insuficiente en los días de invierno y hacer una piscina completamente cubierta tampoco no cumplía los deseos del propietario. Por ello, el resto de paredes de la estancia se han creado con  Puertas Plegables de Aluminio ESPO.

Como puede observarse en las fotografías, las Puertas plegables permiten crear un espacio mucho más versátil. Cuando se abren ocupan un espacio mínimo junto a los pilares, dejando completamente al descubierto la piscina. Y cuando las cerramos obtenemos un cerramiento hermético que protegerá la piscina.

Por último, vemos que el cliente ha querido personalizar el cerramiento con un lacado rojo que contrasta de una forma muy especial con el estilo rural del resto de la vivienda.

IMÁGENES PREVIAS

IMÁGENES POSTERIORES

Contacta con nosotros

error: Content is protected !!